Mi Abuelo Decía:

Un abuelo son pura sabiduría, sus frases nos marcan la vida. http://WWW.FELIZPOSITIVA.COM

Son personas que vivieron muchos años y que atravesaron muchas cosas, buenas o malas. Por eso nosotros tenemos que escuchar con atención las frases que dicen los abuelos porque nos están entregando años y años de experiencia. Hay que saber valorar su compañía y todo el aprendizaje que nos entregan.

Realizamos una selección de frases de abuelos que no tenemos dudas que les van a servir a cualquier persona que las lea. No importa la edad, siempre es bueno leer palabras cargadas de experiencia, amor y sabiduría.

Frases de abuelos cargas de amor, experiencia y sabiduría

“Querida nieta, no cuentes tus penas, los buitres se abalanzan sobre los animales heridos”

Mi abuelo siempre me decía: “Cuando vean que no pueden superarte y mucho menos superarte tratarán de ensuciarte. Eso se llama envidia”.

“Si tienes una familia que te ame, unos cuantos buenos amigos, comida sobre tu mesa y un techo sobre tu cabeza; entonces eres más rico de lo que tu crees”.

Un día mi abuelo me dijo: “A donde el corazón se inclina, el corazón camina”.

“Nieta mía, ser buena persona no significa que hay que dejarse pisotear por los demás”.

“Quien te habla mal de otros, a los otros le hablará mal de ti”

Un día mi abuelo me dijo una frase que marcó mi vida: “Si quieres entender a una persona, no escuches sus palabras, observa su comportamiento”.

No cuentes tu dinero delante de los pobres. El caballo amarrado detesta al caballo que cabalga libre.”

Mi abuelito decía: “Nunca, jamás en tu vida, le ruegues a nadie. Porque nadie merece sentirse tan importante, ni tú tan miserable”.

“Estudie hijo mío, que un lápiz pesa más que una pala”

Mi abuelo roncaba mucho y un día me dijo: “Yo no ronco, doy señales de vida a cada rato mientras duermo” jajaj era un gran hombre.

“Debemos aprender a no ir donde no nos invitan, no meternos en lo que no nos importa, no hablar de lo que no sabemos”.

“Siempre hay un roto para un descosido.”

“Si estudias la vida se te hará mucho más fácil, no hagas lo que hice yo que deje en primaria.”

Mi abuelo siempre decía: “La vida es lamer miel de una espina”.

“Caras vemos, corazones no sabemos” me dijo mi abuelo. Significa que nadie sabe lo que hay en el interior de otro.

“Cuidado pequeña, que el que se alegra del mal el vecino, el suyo viene en camino”.

“Hija, es mucho mejor estar sola que mal acompañada”. Con los años me di cuenta que tenía razón.

Mi abuelo siempre me decía: “El mejor regalo es la salud”. Y yo me reía sabiendo que el mejor regalo era mi abuelo.

Un día mi abuelo me preguntó: “¿Quieres ser feliz?” yo le dije que por supuesto, y él me dijo: “Pues entonces enamórate de la vida, cásate con la felicidad, divorciate de la tristeza, hazte amante de la alegría y de vez en cuando dale besos a la locura”

“Hijita mía, no te preocupes por los que te odian, preocúpate por los que fingen quererte”.